Si deseas hacerte un tatuaje durante el verano deberás saber que por muchos motivos esta no es una idea brillante. De forma general al tatuarte asumes riesgos como sufrir alergias a los pigmentos que se inyectan, contraer enfermedades, obtener cicatrices poco estéticas, entre otras afecciones. Por ello, es crucial saber cómo cuidar los tatuajes en verano y qué aspectos tomar en consideración para su correcta cicatrización.

Pese a que todos estos riesgos se asumen durante cualquier momento del año, al llegar el verano debido al calor, picaduras de insectos y demás factores contraproducentes los malos resultados pueden aumentar. Si pese a esto la cita de tu tatuaje es durante el verano desde estudio de tattoo te contamos sobre las siguientes precauciones: 

1. No tomar el sol

Los tatuadores y dermatólogos profesionales aseguran que es crucial evitar la exposición solar. La fotoexposición combinada de una herida podría generar tumores en el sector además de disminuir los pigmentos y provocar quemadura en la piel debilitada. 

2. Evitar baños, sobre todo con agua caliente 

Es necesario que tu nuevo tatuaje cicatrice de forma absoluta. Intenta no sumergirlo en el mar o la piscina para garantizar su nitidez y cualquier amenaza de infección por bacterias. En este sentido los profesionales aseguran que los baños calientes y prolongados son los enemigos de los tatuajes.

3. Evita la picadura de animales

Aunque los insectos son los primeros que podrían pasar por tu mente, no solo son estos animales los que podrían dañar tu tatuaje, las medusas también son una gran amenaza. En pocas palabras el cuidado deberá ser absoluto, sobre todo si sales a disfrutar tus vacaciones.

4. Utiliza protector o crema solar

Emplear crema o protector solares será una excelente práctica no solo mientras se cura por completo el tatuaje, sino en el futuro. En este caso deberás considerar la cantidad de tiempo de exposición solar para determinar el grado de protección. Además, utilizar ropa de algodón y holgada podría ser una excelente idea para dejar que la sombra y la comodidad se apoderen de ti.

5. Intenta no sudar o rascarte

Aunque es imposible que detengas los procesos de tu sistema excretor será fundamental que evites a toda costa la sudoración y, por consiguiente, el calor.  El sudar podría contribuir a la maceración de la herida, lo cual afectará su cicatrización. 

En el caso de que cualquier animal decida picarte, será mejor no rascarte, de hecho, tampoco es buena idea quitar costras creadas en el período de cicatrización. 

Si deseas obtener más información sobre los tatuajes en verano no dudes en contactar con nosotros, estamos para solventar todas tus inquietudes y afecciones. 

 

Call Now Button